Adiós compadre

Adiós compadre

Ricky Noboa

Opinión

Santo Domingo – La partida de mi compadre Alber­to Houellemont (Kbco) significó una gran pérdida para todos.

Contar con una persona forma­da en una familia que se forjó en los principios, es un privilegio haberlo tenido entre nosotros.

La mezcla de sus colores en su gran lega­do pictórico representa una fusión de valores que lo acompañaron en su paso productivo en la sociedad dominicana.

Profesional académico, padre, hijo, herma­no y amigo, manifestó en cada expresión su solidaridad, su entrega, sinceridad y elegan­cia en el momento de mostrar sus afectos.

Fue la conjunción de un ser que irradiaba la nobleza que encierra dar sin recibir.

Valorar la vida sin egoísmo, trillar su cami­no con el alimento que solo da la dignidad y despedirse con la frente en alto en su misión cumplida, es para mí motivo de orgullo y ad­miración por él.

Su magia a través del pincel lo hizo aden­trarse en los mejores paisajes, motivos flora­les, y la ilusión teñida de realidad expresada en un lienzo que abrigaba un sentimiento col­mado de sublimidad.

Hoy te escribo recordándote para darte un adiós cargado de cariño, respeto y admira­ción.

Redacción

Redacción

Periódico Digital, El Mundo de los Periodistas - Siempre Tras La Verdad. Entérate de grandes noticias, Nacionales, Internacionales, Entretenimiento, Deportes, y otras más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *