Andrés Galarraga en el corazón de los venezolanos

Andrés Galarraga en el corazón de los venezolanos

Por: Jomi Santelises

Santo Domingo – Así como su nombre lo describe, Andrés Galarraga ´El Gato de Caracas´, catalogado como uno de los grandes jugadores venezolanos en la Gran Carpa, tras 19 temporadas de rendimiento constante con su bate oportuno, terminó con un promedio ofensivo de 288, 399 cuadrangulares y 1,425 carreras remolcadas.

A pesar de haber tenido un gran resultado con los Rockies de Colorado durante cuatro temporadas, sin embargo con los Bravos de Atlanta, tuvo dos años formidables, en el aspecto ofensivo.

Rockies: 1993-1997

La temporada de 1993 estuvo llena de notables logros individuales, Galarraga demostró que era un gran bateador, y coqueteó con la marca de .400 puntos de promedio durante la mayor parte de la temporada. Finalizó con .370 de promedio y lideró a la Liga Nacional en ese departamento. También fue el promedio más alto por un bateador derecho desde que Joe DiMaggio bateó para .381 en 1939.

A pesar de perderse 42 partidos por diversas lesiones, Galarraga bateo 22 jonrones, con 98 carreras impulsadas, 71 carreras anotadas, 35 dobles, y cuatro triples. Su marca de .370 de promedio fue el porcentaje más alto conseguido por un jugador Latino, además de ser el primer jugador de un equipo de expansión, así como el primer venezolano en ganar un título de bateo. Tony Gwynn bateó para .358 para terminar como segundo en la carrera por el título.

La mejora de Galarraga comenzó cuando Don Baylor cambio su mecánica de bateo, abrió su posición para hacerlo más rápido en picheos adentro. La nueva postura de Galarraga también ayudó a generar más energía para batear al campo contrario. Al mismo tiempo, encarar al pitcher con los dos ojos le dio una mejor visión de los pitcheos, bajando la tasa de ponches y haciéndolo mucho más consistente en el plato, con un mejor contacto. Galarraga terminó décimo en la selección al MVP, pero ganó el premio «Sporting News Comeback Player of the Year Award» (regreso del año). Después de la temporada, y por tercera vez, se sometió a cirugía artroscópica de rodilla.

En la huelga que acortó la temporada de 1994, Galarraga estableció un nuevo récord de la Liga Nacional en abril al impulsar 30 carreras en un mes. Parecía estar en camino a un año fantástico de nuevo, pero se fracturó la mano derecha el 28 de julio. En el momento de su lesión, los Rockies estaban a medio juego del primer lugar de la división que poseían los Dodgers. Sin él, perdieron 10 de los siguientes 13 juegos. Galarraga lideró al equipo con 31 jonrones, y bateó .319 con 85 carreras impulsadas.

El 25 de junio de 1995, Galarraga bateo de jonrón en tres entradas consecutivas para empatar un récord de las Grandes Ligas. Finalizó la temporada bateando .280 con 31 jonrones y 106 carreras impulsadas. Sus números fueron ayudados por el hecho de que estuvo sano, por primera vez en cuatro años. Esa temporada, los Rockies tuvieron cuatro jugadores con 30 o más jonrones, igualando a los Dodgers de 1977. Durante las siguientes temporadas, Galarraga se convirtió en uno de los mejores remolcadores en el béisbol, impulsó un total combinado de 396 carreras entre 1996 y 1998 (106, 150, 140). En el mismo período, bateo .279, .303 y .318, con 31, 47 y 41 jonrones. Algunos críticos argumentaron que sus logros fueron posibles gracias a la altura de Colorado ya que la ciudad de Denver se denomina the mile high city (la ciudad de una milla de altitud, es decir, 1609 m. sobre el nivel del mar) y a esa altura el aire ofrece menor resistencia al «vuelo» de la pelota, y también gracias a un estadio amigable con los bateadores como el Coors Field, pero Galarraga conectó muchos jonrones que recorrieron más de 450 pies (140 m) en otros estadios de béisbol situados en lugares de menor altura. Durante la temporada de 1997, bateó dos descomunales jonrones ante Kevin Brown, en primer lugar, un grand slam que aterrizó en la fila nº 20 de la tribuna superior del jardín izquierdo del Pro Player Stadium de Tampa (Marlins de Florida) cuya distancia fue medida (con la proyección de la parábola interrumpida por las gradas) en 175 m. y en segundo otro jonrón de 529 pies (161 m).

Los Rockies lo dejaron libre al final de la temporada para hacer espacio al prospecto primera base Todd Helton. Como agente libre, Galarraga firmó un contrato de tres años con los Bravos de Atlanta.

Braves: 1998-2000

En su primera temporada en Atlanta, Galarraga demostró que todavía podía producir excelentes número en altitudes más bajas, bateando para .305 con 44 jonrones y 121 carreras impulsadas. Esto convirtió a Galarraga en el primer jugador en la historia de las Grandes Ligas en conectar 40 o más jonrones en una temporada en años consecutivos por dos equipos diferentes.

En 1999 enfrentó su mayor batalla, antes del comienzo de la temporada se le diagnosticó Cáncer al realizarse unos exámenes de rutina por dolores constantes en la espalda. Tuvo que someterse a fuertes tratamientos de quimioterapia para lograr sobreponerse a la dura enfermedad y volver al béisbol.

En la temporada del 2000 Galarraga reapareció como cuarto bate de Atlanta en un juego contra los Rockies de Colorado y recibió una sonora ovación al ser anunciado su nombre en el Turner Field, al primer lanzamiento disparó una línea por el jardín izquierdo que salió del parque demostrando que estaba completamente recuperado. En ese mismo encuentro realizó una estupenda jugada al atrapar un foul prácticamente en el dogout del equipo visitante. Galarraga dejó promedio al bate de .302, con 28 jonrones y 100 carreras impulsadas lo que lo llevó a obtener el premio «El Regreso del Año» por segunda ocasión en su carrera, convirtiéndose en uno de los tres (3) jugadores en la historia de las Grandes Ligas en obtener ese renglón en par de ocasiones, además fue elegido nuevamente al Juego de las Estrellas.

Jomi Santelises

Jomi Santelises

Propietario de este medio y periodista profesional deportivo, de entretenimiento, de todo un poco, miembro activo: (CDP, ACD, SNTP, & SODOMEDI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *