“Kid Pambelé” lo mejor de Colombia

“Kid Pambelé” lo mejor de Colombia

Jomi Santelises

Opinión

Santo Domingo – Grandes peleas en el mundo boxístico, se ha escenificado a través de la historia, así como un día ocurrió la pelea de Muhammad Ali vs George Foreman, Roberto Durán vs Sugar Ray Leonard, entre otras más, de gran índole.

Regresamos al pasado:

Un 17 de marzo del año 1973 en Venezuela, el reinado de él mejor esquiva Nicolino Locche, llegó a su fin, tras ser noqueado por la sensación colombiana Antonio Cervantes «Kid Pambelé», en diez asaltos.

Sin embargo, la primera pelea que se efectuó en el año 1971 marcó la diferencia, con una victoria del argentino que motivó al pugilista colombiano, a buscar la revancha. Locche, para la época intentaba reconquistar la corona mundial welter junior de la AMB.

En 1972, después de ganar tres peleas, Cervantes, que estaba de regreso en Colombia, tuvo otra oportunidad de título mundial contra Alfonso «Pepermint» Frazer, quien había destronado a Locche. El 28 de octubre de 1972, Antonio Cervantes consiguió el primer título mundial de boxeo para Colombia al noquear en diez asaltos a Frazer en el Gimnasio Nuevo Panamá de la ciudad de Panamá.

Inmediatamente se convirtió en un héroe nacional en Colombia, y muchas empresas anunciaron sus productos en sus pantaloncillos de boxeo.

En marzo de 1973, en su segunda defensa del título, venció a Locche en la Maestranza César Girón de Maracay, Venezuela. En esa ocasión, la historia fue completamente diferente: Locche fue apabullado por Pambelé y, a causa de que sangraba profusamente por una cortada sobre su ojo izquierdo, los séconds del argentino tiraron la toalla al comienzo del décimo asalto, lo que generó la impotencia y el llanto de Locche, y un verdadero pandemonio en el ring.

Cervantes también noqueó en cinco asaltos a Peppermint Frazer en una publicitada revancha. La preparación del retador se llevó a cabo en el fuerte militar Cimarrón, donde fue concentrado a instancias del hombre fuerte de Panamá, el general Omar Torrijos. En ese entonces, el boxeo era cuestión de estado en Panamá.

Pambelé venció por knockout en trece asaltos a Josué Márquez en Puerto Rico (primera pelea de título mundial celebrada en el coliseo Roberto Clemente) y por decisión en 15 asaltos al futuro campeón mundial ligero Esteban De Jesús.

En diez ocasiones, en un lapso de tres años, defendió Pambelé con éxito su título orbital conseguido en 1972, pero el 6 de marzo de 1976 lo perdió ante el puertorriqueño Wilfred Benítez por decisión dividida de los jueces en quince asaltos. Benítez, de 17 años, se convirtió en el campeón mundial más joven de la historia, marca que no ha sido superada.

Un año después, el 25 de junio de 1977, en Maracaibo, Venezuela, recuperó el cinturón de los wélter junior versión Asociación Mundial de Boxeo al derrotar por nocaut en cinco asaltos al argentino Carlos María Giménez. El título wélter junior de la AMB se encontraba vacante luego de que Wilfred Benítez fuera despojado del mismo por negarse a defender su corona ante Pambelé. Cervantes revalidó el título en seis defensas efectuadas a lo largo de tres años realizando una pelea sin título en juego ante el futuro campeón de esa misma división pero versión Consejo Mundial de Boxeo, el jamaicano Saoul Mamby, a quien derrotó por puntos. Su segundo reinado lo llevó a países como Tailandia, Botsuana y Corea del Sur, entre otros. En esa época se habló mucho de una superpelea contra el campeón ligero Roberto Durán, quien estaba subiendo de categoría. En cambio, Durán decidió retar a Sugar Ray Leonard, y la pelea Cervantes contra Durán nunca se materializó.

Pambelé perdió definitivamente el título al caer noqueado por Aaron Pryor en Cincinnati, el 2 de agosto de 1980. Cervantes derribó a Pryor en el primer asalto, pero el norteamericano se recuperó y noqueó a su oponente en el cuarto. Esa fue la última pelea de Cervantes por título mundial. Peleó dos veces más por el título Fecarbox del CMB, y ganó en ambas ocasiones poco antes de retirarse en 1980.

Sin embargo, Cervantes volvió del retiro debido a problemas financieros y siguió boxeando hasta 1983, ganando cuatro peleas y perdiendo la última, una decisión unánime en diez asaltos contra Danny Sánchez el 9 de diciembre de 1983 en Miami.

En total, Cervantes realizó veintiún combates de título mundial, de los cuales dieciocho correspondieron a defensas de su título mundial. Fue campeón de las 140 libras durante casi ocho años (lo retuvo hasta 1976, lo recuperó en 1977 y lo perdió definitivamente en 1980),​ lo que le valió un puesto en el Salón de la Fama del Boxeo, al cual fue exaltado en octubre de 1998. Pambelé es considerado el mejor wélter junior de la historia. En 2000, fue declarado el Boxeador del Siglo de Colombia por la Federación Colombiana de Boxeo y la Asociación nacional de Boxeo Profesional. Por dicho premio, la AMB le entregó un cinturón conmemorativo especial. Se cree que a lo largo de su carrera, logro ganar de 2 a 8 millones de dolares. En esa época era mucho dinero.

Jomi Santelises

Jomi Santelises

Propietario de este medio y periodista profesional deportivo, de entretenimiento, de todo un poco, miembro activo: (CDP, ACD, SNTP, & SODOMEDI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *